(+51) 962 378 416 | (+01) 2743251 rolandohinostroza@groupgae.com

Las empresas que fabrican alimentos deben encontrar la fórmula, para bajar el porcentaje de los ingredientes dañinos a la salud humana, actualmente es alarmante el consumo de productos con alto porcentajes de azúcar, grasa saturada, sodio y otros componentes nocivos que acrecientan mayores enfermedades como: diabetes, cáncer, hipertensión arterial, hígado graso, obesidad en niños, entre otros trastornos y enfermedades de estos tiempos.

Las empresas con genuina vocación de responsabilidad social empresarial, deben demostrar ante los consumidores su integridad ética corporativa, produciendo alimentos inocuos a la salud pública. Como sabemos los supermercados, bodegas, tiendas, mercados entre otros centros de expendio, están repletos e infestados de productos dañinos a la salud, principalmente afectando a los niños.

En estos días, nos enteramos por las redes sociales del trabajo profesional de sensibilización de un equipo de nutricionistas liderados por la licenciada Pozo, quienes demostraron, de manera sencilla, lo perverso que puede ser el consumismo desinformado, por la cantidad alta de ingredientes químicos que consumimos a diario, veamos:

https://www.facebook.com/NutricionistaMewsettePozo/videos/299857937388612/

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Progresivamente, los consumidores están tomando conciencia en esta vorágine de publicidad engañosa (contaminación visual).

Para innovar las empresas o industrias que fabrican productos perjudiciales deberán aprender a RECONCEBIR Ó REDISEÑAR SUS PRODUCTOS Y MERCADOS, en el marco de la Creación de Valor Compartido.

Se crea valor compartido, cuando las empresas han alineado e integrado su capacidad instalada a las necesidades e intereses de la sociedad, (consumidores) entonces sólo así podrán consolidarse como negocios competitivos y rentables, de lo contrario están condenadas a repetir sus errores y fracasar y ser rechazados por la sociedad.

Por ejemplo: las empresas deben ser las más preocupadas por eliminar los ingredientes nocivos a la salud, no sólo ceñirse a la normativa legal, deben diseñar su sostenibilidad a largo plazo, la satisfacción de stakeholders con producción de calidad, valor proteico nutricional, valor agregado sanitario con estándares internacionales, etc.

Puede parecer irónico, pero los problemas actuales de los consumidores son la clave para dar rienda suelta a la próxima ola de innovación y crecimiento empresarial, reinventando las fortalezas y tecnologías hacia productos saludables.  

El desafío social, es mejorar el contenido nutricional de sus productos, sin usar sustancias adictivas (sal, azúcar y sodio) entre otros químicos.

Asimismo, eliminar todos los tintes y colorantes artificiales de los dulces industriales, buscando sustitutos naturales, como la remolacha, cochinilla, ayrampo, en el Perú existe una abundante herencia cultural de producción de tintes naturales con la tecnología andina y amazónica.

Las empresas beben ser honestos con la publicidad y propaganda, consciente de que es una línea delgada entre el marketing y la fidelización de los consumidores.

Entonces, ¿cómo cambiamos el hábito de los consumidores desinformados que continúan usando los productos industrializados?
¿Basta con colocar en los envases avisos con letras pequeñas sin explicar los componentes químicos
¿Estamos realmente sensibilizados los peruanos hacia el consumo responsable?
¿Las empresas y sus accionistas son conscientes del mal que hacen a la salud humana, lucrando a expensas de los consumidores?
¿Qué han hacen las autoridades competentes e instancias en defensa de los consumidores?
¿Los premios y certificaciones son suficientes para garantizar, la no nocividad de un producto?
¿Cuál es el propósito o sentido de estas empresas onerosas a la sociedad? La motivación es sólo el lucro.

Hay tantas preguntas y respuestas en el tintero y para responder estas preguntas y otras, el representante de GAE PERU se embarcó hacia la ciudad de Ayacucho para conocer de cerca el contexto de producción de la galleta “Nutri Hierro” elaborado por un estudiante universitario Julio Garay, con quien platicamos de como vencer la desnutrición y anemia infantil con el uso de productos naturales de la zona y potenciar la capacidad cognitiva de los niños.  Julio con sus conocimientos, pasión y emprendimiento viene demostrando en las ferias locales como eliminar las brechas sociales de anemia y desnutrición, ha logrado lanzar al mercado las galletas nutritivas con 12 % de hierro que sabe más a chocolate.

Mayor información:

https://www.facebook.com/Galletas-Antianemicas-Peru-368582937242756/?epa=SEARCH_BOX

Finalmente, las empresas deben integrar en su estrategia de negocios a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), principalmente los siguientes:

  • Objetivo N° 2: Lucha contra el hambre
  • Objetivo N° 3 Buena salud
  • Objetivo N° 12 Consumo responsable
  • Objetivo N° 13 Lucha contra el cambio climático

El ODS N° 12 pretende cambiar el modelo actual de producción y consumo para conseguir una gestión eficiente de los recursos naturales, poniendo en marcha procesos para evitar la pérdida de alimentos, el uso ecológico de los productos químicos y disminuir la generación de desechos.

Asimismo, pretende impulsar los estilos de vida sostenibles entre toda la población, conseguir que el sector privado actúe bajo criterios de sostenibilidad e impulsar el cambio de modelo a través de políticas públicas, que eliminen los subsidios a combustibles fósiles, utilizando el eco etiquetado, proporcionando a clientes y grupos de interés toda la información necesaria sobre el diseño y fabricación de los productos y servicios, impulsando así el consumo responsable, además de optimizar el uso de los envases de los productos de la empresa, utilizando materiales biodegradables y disminuyendo los desechos y la contaminación que generan.